miércoles, 29 de marzo de 2017

MITO 9: “ NO SE RECOMIENDA COMER LA PIEL DEL POLLO PORQUE CONTIENE HORMONAS”

BIENVENIDOS!😊

Por suerte, gracias a los avances científicos cada vez comemos alimentos más seguros ( lo cual no implica que cada vez comamos alimentos más saludables...) .


Evaluación del mito:

Esta afirmación tiene su origen en el uso que se hacía hace más de 30 años de tratamientos antibióticos y hormonales como promotores del crecimiento animal;  práctica que dio lugar a un caso de ginecomastia (aumento mamario en el hombre) el cual se hizo muy popular (1). 

Afortunadamente, hace muchos años que esta práctica se encuentra prohibida y regulada por ley en la Unión Europea (UE).
Actualmente existe legislación, tanto a nivel de la UE como a nivel nacional, que regula las condiciones higiénicas y sanitarias de los animales, las condiciones ambientales y en conjunto, el bienestar animal; también existe normativa en lo referente al transporte y protección de los animales en el momento del sacrificio. (2)

En relación con los tratamientos hormonales y/o antibióticos, la ley regula que sólo serán aplicables con finalidades terapéuticas concretas y bajo supervisión veterinaria.  

Hoy en día, existe un control riguroso de los animales y de la carne comercializada.




Recomendaciones:

Durante la MANIPULACIÓN del pollo hay que tener en cuenta que...

  • Retirar la piel del pollo puede ser una práctica NO del todo recomendable SI ANTES NO HEMOS COCINADO LA CARNE ⇨ ⇨ La piel otorga protección ante la posible entrada de microorganismos a la carne y además preserva su sabor y suculencia. 

A pesar de todo, la piel es la parte con más grasa, hecho a tener en cuenta si se quiere reducir el contenido calórico del plato.


  • Por motivos higiénico dietéticos, es aconsejable la correcta conservación de la pieza (máximo 48h en nevera si la pieza está cruda), la manipulación cuidadosa y la cocción  completa .


  • Otro motivo de discrepancias ha sido el hecho de limpiar la piel antes de cocinar  el pollo ... En el año 2014, la Agencia de Alimentos Británica (Food Standards Agency: FSA) recomendó evitar esta práctica con el fin de reducir las infecciones por Campylobacter * y que son consecuencia de las salpicaduras que se originan durante la limpieza del pollo.(3)

(* Campylobacter 👾: bacteria que habita frecuentemente en el intestino de animales de ganado y de corral. Es causa de diarreas y se inactiva con la temperatura).  


Bibliografia:

(1).- CISAN Consejo para la Información y Seguridad de Alimentos y Nutrición. : http://www.cisan.org.ar/articulo_ampliado.php?id=178&hash=bcb8ee224a938ddecbccef6dcdc2a232
(3).- EROSKI CONSUMER . La piel del pollo, ¿se debe comer?; 2016 :